Introducción

En este blog sólo pretendo hacer algunos comentarios sobre el cuidado y mantenimiento de animales, proyectos de cría en cautividad, noticias e investigaciones zoológicas interesantes y en definitiva temas de fauna que me resulten interesantes.
En todo caso serán mis opiniones y si alguien se siente molesto con ellas... que deje de leer el blog, porque no pretendo crear polémicas ni las voy a aceptar.
Espero que sea de vuestro interés.

martes, 29 de enero de 2019

Pogona vitticeps, un regalo navideño

Pertenecientes a la familia de los agamidos, los Pogona vitticeps son una de las más comunes y fáciles de manejar entre las especies de lagartos en cautividad. Proceden de los desiertos del centro de  Australia. Crían bien y hay algunos morfos y mutaciones interesantes.
El primer ejemplar que recuerdo me sorprendió bastante. Fue en una tienda de animales en Inglaterra cuando yo tenía unos 15 años. Era un animal enorme, de unos 40 cm o más (o así lo recuerdo yo). Aunque siempre he estado tentado de adquirir unas crías de esta especie, realmente no me acababa de decidir por los problemas que tenía con las ratas en el viejo local. Sin embargo, y de manera absolutamente inesperada, el pasado día 30 de diciembre me dieron el contacto de un chico que regalaba dos Pogona vitticeps de cerca de un año de edad en Santander. A las cinco y media de la tarde me dieron su contacto, intercambiamos unos mensajes sobre las seis y media y una hora mas tarde me los había regalado y ya los tenía instalados.


Dado que son dos machos, y con permiso de quien me los dio, pensé en ceder uno al Zoo de Santillana, pensando que tenían una hembra sola,  pero resulta que es un macho, así que finalmente se lo he dado a mi amiga Sara, que trabaja en el zoo y quería uno, y me he quedado con el de mayor tamaño. Ahora me toca ver si le encuentro una hembra al mío.


miércoles, 16 de enero de 2019

Comienzan las puestas

Puesta de Agapornis taranta con 6 huevos
El año terminó con alguna buena sorpresa que contaré otro día, pero hoy quiero escribir sobre las puestas con las que he empezado el año.

Hace un par de días he puesto en incubación un huevo de Rhinoclemmys pulcherrima manni que he mantenido en diapausa desde finales de diciembre. No estoy seguro de si tiene o no el desarrollo de la burbuja, pero creo que hay una zona ligeramente mas blanca. Quizás me estoy autoengañando, pero en incubación estará hasta que salga algo o hasta que huela mal, como siempre.

Por otro lado las aves me han dado algún disgusto, como las bajas de la hembra de Agapornis rosicollis y la de diamante de babero (Poephila acuticauda), pero también me hace ilusión tener puestas de nuevo. De hecho los diamantes mandarines llevan 2 huevos (a día de hoy seguramente 3) y sorprendentemente los Agapornis tarata tienen 7 huevos. Esta puesta me parece que no va a ser viable al 100% porque la hembra ha puesto los 5 primeros huevos en el suelo, fuera del nido. He ido poniéndolos uno a uno en el nido pero no entraba en él. Finalmente he puesto el nido en el suelo cuando llevaba 4 huevos y poco después de poner el 5º huevo (también en el suelo de la jaula) empezó a entrar en el nido. Allí ha puesto el 6º huevo y parece que sólo entonces ha empezado a incubar. Lo sorprendente del caso es que dos días mas tardes al ir a comprobar los huevos he visto que ha puesto un séptimo huevo. Desgraciadamente creo que ha tardado tanto en empezar a incubar que los primeros huevos difícilmente van a ser viables a estas alturas, aunque si que he visto vena en algunos huevos. A ver qué pasa.