Introducción

En este blog sólo pretendo hacer algunos comentarios sobre el cuidado y mantenimiento de animales, proyectos de cría en cautividad, noticias e investigaciones zoológicas interesantes y en definitiva temas de fauna que me resulten interesantes.
En todo caso serán mis opiniones y si alguien se siente molesto con ellas... que deje de leer el blog, porque no pretendo crear polémicas ni las voy a aceptar.
Espero que sea de vuestro interés.

viernes, 14 de febrero de 2020

Tortuga rusa recuperada

Han pasado 2 meses desde que tuve que llevar a una de mis hembras de tortuga rusa al veterinario por una herida bastante fea en la cara, a un lado de la nariz.

Tras aplicar el tratamiento antibiótico que le prescribió la veterinaria estuvo comiendo bien desde el primer día, aunque después paso un tiempo en que no la vi demasiado activa. Pero claro el tratamiento ha coincidido con la hibernación, si bien es cierto que precisamente por el tratamiento he vuelto a subir poco a poco la temperatura para mantenerlas activas y evitar que hubiera problemas con la posible infección.

Ahora la animal se encuentra bastante activo, come con ganas y tiene tendencia a enterrarse para esconderse, un comportamiento natural en esta especie.

Tras el tratamiento la tortuga se ha recuperado y come con normalidad
Además me he encontrado con que la otra hembra, que actúa igual que esta estando enterrada o escondida bastante tiempo, ha comenzado a poner huevos. El problema es que los ha aplastado todos y por lo tanto no sé cuántos a puesto pero calculo que al menos han sido tres en diferentes momentos.

La otra hembra me la encontré con un huevo recién puesto y aplastado.
He aumentado la profundidad de la zona de puestas para evitar este problema, porque la hembra ha elegido siempre la zona menos profunda y espero que ambas hembras pongan huevos pronto. Desde luego, antes de la hibernación se han apareado varias veces con el macho, que actualmente tengo aislado en hibernación, pero que pronto va a volver a estar con ellas con lo que empezarán los apareamientos para la nueva temporada.

Me haría bastante ilusión conseguir criar esta especie, dado que nunca he reproducido una tortuga de tierra, que es algo francamente interesante y sería muy satisfactorio para mí.

miércoles, 12 de febrero de 2020

Mensaje de Jane Goodall: Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Estamos en un momento en el que el conocimiento de la ciencia es cada vez más importante y necesario para luchar contra la ignorancia y desinformación que promueven hoy en día los movimientos animalistas (algunos), antivacunas, terraplanistas... 
Dado que ayer fue 11 de febrero, Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, creo que merece la pena escuchar a la que, sin duda, es una de las mujeres a las que mas admiro.


Su consejo, y sobre todo su ejemplo, es una inspiración para todos.

lunes, 10 de febrero de 2020

Núcleo zoológico: La dictadura del animalismo

El tema del núcleo zoológico es algo que siempre ha interesado y preocupado a los criadores aficionados. No solo porque la normativa en vigor es muy antigua, sino porque las diversas normas locales son diferentes y cada una de las comunidades autónomas tiene diversos criterios que aplicar.

Una de las mejores y más interesantes explicaciones que he visto sobre el tema de los requisitos para la solicitud de núcleo zoológico es la que recientemente ha compartido en su canal de youtube el veterinario y aficionado Antonio Folch, y que es una charla que impartió sobre el tema en  la Expoterraria de 2019.


Personalmente mis intentos de solicitud han quedado en nada. Hace unos cuantos años, cuando mi colección de animales empezó a ser un poco grande, me planteé la posibilidad de solicitar el núcleo zoológico, pero no me dejaron ni siquiera intentarlo. Quise hacerlo en enero de 2012 y pregunté a la veterinaria que llevaba entonces el servicio de Sanidad Animal, pero me dijo que nunca se lo dan a particulares por no ser una actividad económica sino sólo de aficionados. Además me dijo que, conforme a la ley, los particulares estábamos exentos. Incluso me dio una fotocopia del boletín con el artículo correspondiente subrayado por ella que aún conservo. La normativa en vigor hasta el momento es el Decreto 1119/1975, modificado por la Orden de 28 de julio de 1980, y en ella se indica en el artículo 10 que no es obligatorio para los particulares, y así me lo hizo saber.


Aún así, siempre he oído que con más de 5 animales es obligatorio tener el núcleo zoológico, aunque realmente nunca lo he leído en la normativa que conozco, pero dada la negativa de la inspectora en aquel momento, no le di más vueltas, aunque eso sí, siempre he hecho las cosas como si lo tuviera, llevando un control estricto de mis animales. Incluso diseñé un logo y le puse nombre a mí colección, el de este blog: Iberozoo.

Con el paso de los años, cada vez he tenido mejores instalaciones y además he ido haciendo cosas más serias con mi colección, como por ejemplo llevar alguno de los animales al colegio para algunas clases de los mas pequeños (aunque yo doy clase a los mayores) o haber participado en la investigación con el IDIVAL buscando bacterias. Y eso sin contar con el hecho de colaborar en el proyecto de conservación en el Zoológico de Santillana del Mar con los Mauremys annamensis, de los que tengo dos machos "en reserva" por si fuera necesario sustituir al macho del zoo. Además de querer iniciar un proyecto con el que estudiar las poblaciones introducidas de Salamanquesas en Cantabria. Por todo esto me lo volví a plantear hace bastante tiempo.

Así que a mediados de 2018, al llevar para microchipar todas mis tortugas, hablé con Arantxa, mi veterinaria de cabecera. Quería ir trabajando la memoria de solicitud del núcleo zoológico y quedé con ella en que sería otra veterinaria con experiencia en núcleos zoológicos quien estudiaría mi colección y haría el informe. Pero eso sería después de un tiempo, porque acababa de microchipar todos mis animales y, pese al buen precio que me hizo, era mucho gasto de golpe, así que había que esperar un poco. Claro que por mi cuenta empecé a diseñar aquellas partes de la memoria que yo podía ir haciendo: descripción, plan de limpieza, cuidados, etc.

En el verano de 2019 comencé con los trámites, y yo diría que a tiempo, porque se avecinaban cambios. Incluso desde el SOIVRE me preguntaron a mediados de junio de 2019 si tenía o no núcleo zoológico. Evidentemente mi respuesta fue un "estoy en ello". A finales de Agosto vino la veterinaria a ver mis instalaciones y, durante el verano, preparó la memoria para su presentación. Por varias circunstancias se aplazó su presentación en la Consejería hasta enero de 2020, sin embargo cuando llevó la documentación para su presentación habló primero con la inspectora y, directamente, le dijo lo mismo que me dijeron a mí en 2012: que ni lo presentase. No lo iban a aceptar porque no tengo actividad económica ya que soy un particular. También la comentó que se estaba preparando un nuevo reglamento para núcleos zoológicos en el que, en principio, se incluiría la situación de particulares como yo.

Y es cierto, pero no como yo esperaba. Sin duda existe una evidente necesidad de actualizar la legislación vigente sobre los núcleos zoológicos, que como he comentado es de 1975 y 1980, pero es que ese nuevo reglamento que se avecina plantea muchos problemas para los aficionado y es que en la práctica, directamente nos prohíbe.

Todavía no está en vigor, y lo que circula entre los aficionados es solo el borrador de ese nuevo Real Decreto sobre Núcleos Zoológicos. Para su redacción, en teoría, los legisladores han "consultado a las diversas partes implicadas" para "acomodarlo a la realidad". Pero resulta que, esas "partes implicadas", son sólo tiendas de animales, veterinarios y, claramente, asociaciones animalistas.

Entre los criadores nos hemos ido comunicando y es evidente que no han consultado con absolutamente ninguna asociación de criadores de las muchas que hay en este país. En consecuencia, el borrador se olvida totalmente de las necesidades reales de la gran mayoría de personas a las que esa legislación va a afectar y además presenta un claro sesgo animalista que directamente criminaliza nuestras actividades y nos las prohíbe.

Si es cierto que incluye cosas muy necesarias, como la existencia de "colecciones zoológicas privadas", pero en las que no se pueda criar y tampoco vender ni ceder los animales que en ellas se encuentran. Vamos que, visto así, no son colecciones zoológicas, son solo "álbumes de animales" a los que puedes tener y tratar con todo el cariño del mundo, pero que nunca podrás criar. Según esto, y si lo llevamos al extremo, una pecera en cualquier casa solo podrá tener hembras de guppy, por ejemplo, dado que no se puede criar. Pero si crías porque te han llegado ya preñadas te tienes que apañar con cientos de crías. Si una hembra de hamster llega a una casa preñada y nacen 5 o 6 crías con las que no contabas, según esta ley te las tienes que quedar todas, con lo que eso supone. Y si no lo haces así, estarías infringiendo la ley.

Una vez mas, pretenden prohibir en vez de regular. Afortunadamente aún no es más que un borrador y, en la fase de consulta previa, las diversas asociaciones podrán dar su opinión. ¿Que por qué no han  participado en la redacción original? Pues porque no se les ha avisado de que se estaba haciendo y,  más importante aún, cuando se ha solicitado participar, se les han denegado y solo se les va a dejar "opinar" en la fase de consulta pública.

Mantener animales exóticos bien atendidos es algo que nos proporciona una gran satisfacción personal. Ya sea cuando logramos un nacimiento, cuando aprendemos algo nuevo sobre una especie, cuando compartimos información con compañeros, probamos nuevas técnicas para que nuestros animales estén mejor atendidos, mejor alimentados... y en general cuando vemos que nuestros esfuerzos funcionan. Pero es que además, y mucho más importante, una afición como la nuestra permite que haya un remanente de especies animales criando en cautividad. Muchas especies además están amenazadas, y tristemente va a ser criando en zoológicos y en colecciones particulares la única manera de obtener un remanente de individuos que, en algún momento, puedan suponer una fuente de ejemplares con la que recuperar las poblaciones salvajes amenazadas. Siempre lo he dicho, criar es conservar, y eso es algo que, actualmente, mucha gente no comprende.

Así que si esto no cambia estamos vendidos. Todo lo que hemos venido haciendo hasta ahora para cumplir con la ley ahora mismo lo que implica es una enorme inseguridad jurídica con los cambios que pretenden en este nuevo Real Decreto. Dicho de otro modo, ¿el estar registrado como criador y cumplir con todos los criterios administrativos, plazos, etc... no sirve de nada?

Si esto se queda así, en vez de poder reproducir animales y realizar intercambios y cesiones con otros criadores o simplemente poder vender los excedentes que se críen en una colección, habría que tenerlos hasta su muerte sin poder reproducirlos y, si luego quieres seguir teniendo esa especie, comprar otro en una tienda. Sin duda implicará muy posiblemente un animal importado de origen en vez de criado en cautividad, algo que desde luego no es muy consecuente con la conservación de especies. ¿Es esto ético? ¿Es lógico? La otra posibilidad es que el animal proceda de un núcleo zoológico de cría profesional, lo que restringe mucho las opciones, dado que hay muy pocos y crían un número limitado de especies, básicamente las más fáciles de criar y que producen más beneficios, dejando de lado otras muchas especies que, precisamente por ser más complejas de reproducir, son en las que habría que hacer el esfuerzo.

¿No sería más lógico permitir que esos "Núcleos Zoológicos Privados" vendan a las tiendas o particulares esos excedentes? Con un contrato y su correspondiente declaración de impuestos ganaríamos todos: por un lado habría más animales criados en cautividad y se reducirían las importaciones, sin duda supondría una fuente de ingresos para la administración y precios asequibles para las tiendas, que podrían comprar a criadores locales en vez de recurrir a importadores. Además, los criadores aficionados tendríamos una manera de compensar los gastos que supone una colección privada.

¿Acaso los legisladores no saben que en este país hay millones de animales criados en cautividad por particulares?. Asociaciones de acuariofilia, terrarofilia, avicultura, cetrería... ¿no contamos para nada? Porque los números cantan y el número de especies diferentes a perros y gatos es prácticamente el doble que la de estos.


En SOHEVA existe un gran número de aficionados que, a lo largo de los años, han sacado cientos de crías de tortugas y otros reptiles y que, en manos de criadores responsables, han afianzado la existencia de diversas poblaciones cautivas sanas de especies que, en muchos casos, están en regresión en sus países de origen. El caso de AVIORNIS, la asociación de avicultores a la que pertenezco, es aún más evidente, dado que las aves son normalmente mucho más fáciles de criar. Entre sus filas hay miles de aficionados con pequeñas o grandes colecciones de aves que, cuando vuelven de su trabajo, dedican horas a sus cuidados, aprenden técnicas nuevas para criar especies que no son fáciles de mantener y que, desde luego, suponen en conjunto una valiosísima "arca de Noé", silenciosa e invisible, de cientos de especies de aves, muchas de las cuales están siendo diezmadas en la naturaleza por la expansión humana.

Lo curioso del tema es que en España algunas administraciones ceden a particulares el mantenimiento y cría de especies autóctonas protegidas por su enorme experiencia, de la que la administración normalmente carece. Incluso en algunos países son los particulares, con programas de iniciativa ciudadana, los que llevan la voz cantante en la reproducción de especies amenazadas con el diseño de programas y técnicas innovadoras que la administración no ha probado, como es el caso de la cría de salamandra común en bateas por parte de aficionados alemanes.


La cría en cautividad puede suponer a largo plazo la supervivencia de muchas especies. Criar es conservar, pero legislar sólo para la parte de la sociedad que dice "amar a los animales" (pero no quiere que haya animales) es, sin duda, contrario a la conservación.

martes, 28 de enero de 2020

Animales de buena prensa (II)

Hace unos días mi amigo Gonzalo, de MuchoBicho, me comentó que una periodista se ha puesto en contacto con él para hacerle una entrevista sobre gente que tiene "animales raros". Amablemente le recomendó leer los post que escribí sobre este tema en "Animales de mala prensa" y su continuación en "Animales de buena prensa" porque ya empezar con el concepto"raros" no es muy buena señal y ella, honradamente, le reconoció que del tema no sabía nada, y está claro que no es la única, porque, como he comentado en esos post, la prensa siempre da una imagen sesgada de esta afición, y para muestra... Otro botón, que es el final de la historia de la que he hablado previamente. Y es que acaban de publicar que la Agencia Tributaria ha "rectificado". Finalmente la "insólita" sanción impuesta por tráfico de especies a Juan Clavero y Antonio Acosta, de Ecologistas en Acción, ha sido retirada.


Me alegro enormemente de que así sea, de que las tortugas puedan ser legalizadas y puedan ser devueltas a Marruecos tras una cuarenta adecuada y sobre todo de que dos buenas personas no tengan que pagar un dineral por querer hacer algo bueno (aunque no lo hicieran correctamente) que debería intentar hacer la administración.

Pero sigue siendo una prueba más del funcionamiento de la prensa con los que tenemos este tipo de animales. Como todo lo que hicieron fue para "el cumplimiento estricto de las leyes internacionales de protección y conservación de los animales en peligro de extinción" se "corrige la injusticia". Pero la multa, que sin duda es injusta en el fondo, no es para nada "insólita", sino que era esperable y ajustada a derecho, aún cuando ellos jamás hicieron contrabando. De hecho estoy seguro de que la "vuelta de tuerca" que habrán tenido que aplicar para perdonarles la multa y que la administración no quedara mal habrá sido de órdago, pero me alegro de que así sea.

Ellos lo que hicieron fue por una más que respetable causa, pero el mero hecho de que se asegure en la noticia que se "esperan" que ahora les den los documentos CITES ya indica que no los tienen, con lo que están reconociendo que están cometiendo una ilegalidad, dado que los animales eran, y siguen siendo hasta que tengan esos documentos, ilegales. Y eso sin contar con que además los criaron (aunque no era su intención), por lo que las crías también son ilegales. Pero de eso no se ha hablado ni en la noticia en la que se cuenta la llegada de la sanción, ni en esta. Solo se pone la llaga en la injusticia de esa sanción.

Así pues, que alguien me diga si hay o no una doble vara de medir para los que tenemos "animales raros". Si los tienes legales, registrados, microchipados... pero solo porque te gustan, entonces eres de los malos y punto. 

Y vienen "a por los malos", porque ya está circulando un borrador para el nuevo Real Decreto sobre Núcleos Zoológicos en los que van a crear, por fin, un "núcleo zoológico de aficionado" (ya era hora, porque al no tener actividad económica en algunas comunidades autónomas a muchos ni nos dejan solicitarlo). Pero viene con una sorpresa: no se va a dejar criar animales en esos núcleos zoológicos, ni ceder o vender animales. Traducido, a "los malos" que tenemos animales legales, que estamos registrados como criadores en el SOIVRE, para la cría en cautividad de especies CITES nos quieren prohibir una actividad legal (¿donde está la seguridad jurídica?) y, no nos engañemos, beneficiosa también para los animales. Al fin y al cabo, si una especie está en CITES, salvo excepciones muy puntuales, es porque se encuentra en alguna de las categorías de amenaza de extinción. Y si una especie está amenazada porque hay pocos ejemplares, ¿vamos a tenerlos hasta su muerte sin poder criarlos?¿acaso no se dan cuenta que, mientras más gente los cría con garantías y legalmente, más animales habrá?. En un futuro igual ese "arca silenciosa" que son los criadores aficionados (cetreros, herpetólogos, acuariofilia, ornitología deportiva...) sea una fuente de ejemplares para recuperar especies. Hoy ya lo está siendo para muchas, pero de eso hablaré otro día.

Espero con ganas la entrevista a Gonzalo... si es que al final la hacen. ¿Habrá leído la periodista lo que le recomendó? Espero que, si lo ha hecho, tenga una "buena opinión de los malos".

sábado, 18 de enero de 2020

Agridulce comienzo de año con los pájaros

Este ha sido un comienzo de año muy pajarero, pero muy agridulce. Hace unas semanas me nacieron dos diamantes mandarines, que han crecido bien al cuidado de sus padres, pero al poco de abandonar el nido uno de ellos apareció muerto.


Y no es que sea mi primer fracaso con estos pájaros. De hecho la última nidada la perdí entera. Los pollos murieron a los pocos días de su nacimiento. Sospecho que por que me vi obligado a cambiar de semillas ya que se quedaron sin las que uso normalmente en la tienda de piensos y la combinación que me dieron no era la más recomendable para los pollos. Lo lamenté, pero tampoco pude hacer nada

Pero la sorpresa, agridulce también, ha venido de las ninfas. Aunque desde hace un par de años han puesto varios huevos, nunca han entrado en el nido sino que siempre ponen en el suelo. Así que el nido se lo retiré hace meses y alguno de los huevos, por si acaso estaban fecundados, se los puse a la pareja de Agapornis fischeri que llevan conmigo unos cuantos años y que jamás han tenido pollos aunque ponen huevos todos los años. 

Nunca nació nada, pero uno de los huevos que dejé a las ninfas en el suelo parece que lo empezaron a incubar, porque lo noté caliente al ir a retirarlo, aunque cuando entro en el local nunca los veo hacerlo. Y aún más sorprendente para mí, aparecieron venas, así que también lo pasé al nido de los Fischer sin dudarlo, aunque lo daba por perdido.


Así que mi sorpresa el día 4 de enero cuando me he encontrado con un pollo de ninfa con el que no contaba ha sido enorme. Pero solo dos días más tarde me lo encontré muerto, lo que me produjo una gran pena. Es posible que los padres adoptivos no le dieran de comer o que, por alguna razón que desconozco, lo abandonaran sin más o incluso lo atacaran. De hecho rompieron el otro huevo que les dejé y en el que había un pollo aún vivo y casi a término por el que no pude haber nada.

También he tenido huevos de otras especies, en concreto la hembra de Isabelita del Japón tiene ahora mismo al menos 7 en incubación. Desde luego ya debería haber nacido alguno, y sospecho que son realmente dos puestas consecutivas. También los diamantes de babero pusieron uno, pero por alguna razón desapareció del nido, imagino que lo romperían accidentalmente y sacarían los restos. El caso es que la hembra está dentro del nido todo el tiempo incubando huevos inexistentes.

Así que mi principio de año ha sido bastante esperanzador, pero muy decepcionante, en cuestión de pájaros. Espero que vaya mejorando...

sábado, 11 de enero de 2020

Animales de buena prensa

Dos semanas, apenas hace dos semanas que publiqué en este blog "Animales de mala prensa" quejándome del mal trato que da el periodismo a nuestra afición y ya se ha cumplido "la profecía" con la que acabé dicho texto. Curiosamente no con gatos, como yo pensaba, sino que, oh milagro, ha sido nada menos que ¡con tortugas!


Pero claro, esta vez la noticia, que podéis leer íntegramente aquí, no habla de todas las presuntas ilegalidades cometidas por algún aficionado del que hay que "sospechar siempre", ya que tiene animales por disfrute personal. No, en este caso de lo que se habla es de las buenas intenciones por las que se sabe, de verdad y sin posibilidad de error, que se cometieron dichas ilegalidades. Pero dado que era por una buena causa, se justifica todo y no sé hace mención a que habría que haber evitado todas y cada una de esas irregularidades, sino a la injusticia cometida por la administración al sancionarlas. 

La prensa, una vez más, no defrauda en el tema de los animales y hace exactamente lo que se esperaba de ella. Para ellos hay buenos y malos. Y está claro que ser considerado "malo" hace que te consideren automáticamente un delincuente aún cumpliendo con todas las leyes vigentes y, si eres uno "de los buenos", eres una víctima del sistema aunque no hayas cumplido ni una sola de dichas leyes.

Pero la verdad es que es triste que el asunto este así, porque a un buen hombre que ha intentado hacer una buena acción y llegar a donde las administraciones no llegan, le han multado y puede que encima se arruine por ello. Pero no nos engañemos, lo han multado con razón, ya que lo han hecho por no haber tramitado las cosas de manera correcta y, a sabiendas o no, ha cometido los delitos que siempre se "sospechan" del aficionado que tenga la mala suerte de salir en las noticias a las que me refería anteriormente. Pero aqui no da esa sensación. No sé habla de "criaderos ilegales", cuando ha criado ilegalmente los animales. No se dice que poseía "animales indocumentados de especies protegidas", cuando es más que evidentemente que lo son. Tampoco se le reprocha en el artículo por "carecer de núcleo zoológico", algo que ni siquiera se menciona y que, visto lo visto, seguramente no tiene. 

Hemos pasado de noticias alarmistas sin fundamento donde escribir un "ser investigado por el SEPRONA" como manera de dejar ver que hay algo turbio y que seguramente se es un traficante de animales, a pasar por alto una verdadera sanción administrativa y posiblemente penal solo porque era por una buena causa.

Curiosamente, una de las sanciones es por "contrabando de especies protegidas". Aunque es cierto que tenía en acogida animales sin documentos de ningún tipo y le criaron, lo cierto es que no ha traficado con nada. ¿Qué ocurrió? Pues que cuando quiso sacar los correspondientes documentos CITES para los 23 animales que había reunido y el SEPRONA se personó para inspeccionar los animales y los documentos correspondientes a los mismos, no pudo mostrar ningún documento legal.  Es verdad que él cuenta, y seguramente puede demostrar con documentos, que habló con Marruecos para envíar los animales, y que escribió al SOIVRE para sacar los documentos necesarios... Pero los animales indocumentados son ilegales y por mucho que se pertenezca a una asociación tan prestigiosa como la suya, siguen siendo ilegales. Además, si, como afirman, son realmente los depositarios de animales que la Junta de Andalucía no puede tener, eso debería tener una serie de documentos con el visto bueno de la Junta, pero visto lo visto, no existen, de donde se deduce que se consideran depositarios motu propio, sin autorización legal.

Es como si yo mañana llamo al SOIVRE para que me hagan legales una docena de ejemplares de cualquier especie sin aportar ningún documento legal. Lógicamente me sancionarían.

Una pena por ellos que van a pagar por intentar una buena acción solo porque empezaron la casa por el tejado. Y ya puestos es una oportunidad perdida por parte de la Junta de Andalucía de demostrar que se toman en serio la defensa de la fauna, cosa que podrían hacer si se deciden a iniciar un proyecto serio de devolución de estos animales en colaboración con Ecologistas en Acción. Personalmente espero que se les perdone la multa y que desde ya mismo se les permita realizar el proyecto, que extraordinariamente se regularice a esos animales y que se les autorice para que se hagan cargo de más tortugas con sus respectivos documentos legales, pero me temo que eso es sólo un sueño.

Se me podrá decir que voy de listo porque yo no me he visto en la misma situación, pero es que sí que lo he hecho. Sí que he solicitado autorización para hacerme cargo de un animal amenazado sin documentos válidos y sólo con la declaración jurada del propietario anterior de que tenía esa especie antes de que fuera ilegal su importación sin documentos CITES. Pero es que solicité los permisos ANTES de hacerme con el animal y sólo me hice cargo del mismo cuando me autorizaron y porque de manera excepcional y dada la importancia de la especie me autorizaron a ello. Y además lo hice dispuesto a seguir cumpliendo las condiciones que se me exigieron (tenencia sin posibilidad de cesión o cría del animal).

Más aún, unas semanas después me enteré de que, un poco antes de que ese animal llegará a mí, se dió la circunstancia de que una pareja de la misma especie fue decomisada en Valencia y, dado que la administración no podía hacer nada con ellas, desde SOHEVA se pidió al SOIVRE la posibilidad de custodiar y reproducir en cautividad esos animales. Yo también pedí permiso para ceder mi animal y así hacer un grupo de cria, para lo cual nos dieron permiso tras casi dos años de trámites legales y con la condición de que se realizara en un zoológico. Entonces, y sólo entonces, con todos los documentos perfectamente en regla, SOHEVA en colaboración con el Zoológico de Santillana, pudo iniciar un proyecto de cría del galápago vietnamita Mauremys annamensis, prácticamente extinto en libertad. Así que sí que sé de lo que estoy hablando. 

Lamentablemente el "buenismo" está muy bien para perros y gatos abandonados y pocos animales más, pero para otras especies, una adopción sin documentos acreditativos puede acabar en una condena.

La pena aquí es que van a pagar justos por pecadores. Aunque se hayan equivocado en la manera de llevar a cabo las gestiones para un proyecto tan interesante, creo que Ecologistas en Acción, lo mismo que otras muchas asociaciones conservacionistas, tienen un enorme valor en la conservación de la naturaleza y sólo espero que la administración de Andalucía se dé cuenta y retire la sanción.

Una sulcata muy especial

Hace unos meses, un compañero de SOHEVA, compartió una fotografía de una cría de Centrochelys sulcata que le había nacido con una curiosa deformación. La pata trasera derecha estaba desprotegida, sin tener caparazón sobre ella.

Como biólogo me llamó mucho la atención y me interesé por ella. De hecho suponía que tendría pocas posibilidades de supervivencia, ya que la malformación externa podría no ser la única y le pedí que, en el caso de que falleciera, le agradecería que me la diera para el laboratorio, aunque fuera sólo como curiosidad.


Sin embargo, un poco antes de Navidad, cuando ya tenía todos los documentos del animal, me ha sorprendido regalándomela y me ha llegado hoy mismo. Pede a su anomalía, está perfectamente sano.

La he instalado en su nuevo terrario, la he dado de comer y la he dejado tranquila, así que no he visto aún qué tal usa esa pata, aunque me ha dado la sensación de que anda correctamente con ella. Estoy deseando ver cómo evoluciona.

Muchas gracias Tolo, la cuidaré bien.